TEOLOGÍA Y PSICOLOGÍA DE LA TENTACIÓN, por Fray Antonio Royo Marín, O.P.

Aller en bas

TEOLOGÍA Y PSICOLOGÍA DE LA TENTACIÓN, por Fray Antonio Royo Marín, O.P. Empty TEOLOGÍA Y PSICOLOGÍA DE LA TENTACIÓN, por Fray Antonio Royo Marín, O.P.

Message  Javier le Mar 17 Sep 2019, 6:51 am

TEOLOGÍA Y PSICOLOGÍA DE LA TENTACIÓN, por Fray Antonio Royo Marín, O.P.


*Nota: recomiendo esta predicación a todos aquellos que se han sentido y/o se sienten aún tentados por el vicio repugnante de la impureza, como le sucede a este siervo indigno y miserable que escribe. Para combatir a la lujuria debemos adoptar una estrategia diferente al resto de tentaciones, dado que hacerle frente de manera directa no suele funcionar con ella, sino todo lo contrario. La fuga de las ocasiones peligrosas, la mortificación de los sentidos y el recogimiento, unidos a la oración ferviente, mucha humildad y paciencia son esenciales aquí. El Padre Royo nos da unos consejos muy útiles para mantener nuestra imaginación ocupada cuando nos veamos tentados por el espíritu inmundo. Por amor a Dios y para Su mayor gloria, y por el bien de nuestra alma, seamos precavidos e inteligentes y meditemos bien sus sabias palabras para ponerlas en práctica cuando lo necesitemos.



Continuando con la exposición del aspecto negativo de nuestra vida cristiana, nos encontramos hoy con el segundo enemigo de nuestras almas tal como lo define el Catecismo: el demonio. Hay muchas cosas que decir aquí. Parece que esto sea un tema negativo, cuando en realidad es positivo y de la prédica de hoy saldrán cosas muy prácticas y provechosas para todos nosotros. Por de pronto, doy por supuesto todo lo de la teología dogmática, es decir, la existencia del demonio -que es dogma de fe-; de hecho, uno de los mayores triunfos del demonio es hacer pensar a prácticamente casi todo el mundo que no existe, que es como una figura de películas de miedo y nada más, pero el demonio existe, ya lo creo que existe, es dogma de fe. Y tiene un poder enorme, tiene una inteligencia genial, conserva su inteligencia angélica y la emplea para el mal, y tiene un poder tan enorme que si el Señor se lo permitiera, si Dios le diera rienda suelta al demonio, este maldito nos aplastaría a todos y nos sorbería la sangre. Pero Nuestro Señor no le deja tentarnos más allá de nuestras fuerzas, lo tiene bien atado con cadenas. Es terrible el demonio, hijas mías, terrible... Pero no le tengan miedo, porque nosotros tenemos también armas espirituales muy poderosas con las que amenazar al demonio, y contamos igualmente con la protección de nuestro santo ángel de la guarda.

CONTINUARÁ... (1:46)

TEOLOGÍA Y PSICOLOGÍA DE LA TENTACIÓN, por Fray Antonio Royo Marín, O.P. Escudo-dominicos1TEOLOGÍA Y PSICOLOGÍA DE LA TENTACIÓN, por Fray Antonio Royo Marín, O.P. Pecado_Original
Javier
Javier

Nombre de messages : 3984
Localisation : Ilici Augusta (Hispania)
Date d'inscription : 26/02/2009

Revenir en haut Aller en bas

TEOLOGÍA Y PSICOLOGÍA DE LA TENTACIÓN, por Fray Antonio Royo Marín, O.P. Empty Re: TEOLOGÍA Y PSICOLOGÍA DE LA TENTACIÓN, por Fray Antonio Royo Marín, O.P.

Message  Javier le Mer 18 Sep 2019, 7:54 am

Según el Doctor Angélico Santo Tomás de Aquino, el oficio propio del demonio es tentar. Mientras que el oficio propio del sastre es confeccionar trajes y vestidos a medida, el del cocinero es cocinar, el del médico curar, etc., el oficio propio del demonio es tentar. Sin embargo, añade enseguida Santo Tomás, que no todas las tentaciones que el hombre padece proceden del demonio, claro que no. Hay tentaciones que tienen su origen en la propia concupiscencia, como dice el Apóstol Santiago: "Cada uno es tentado por sus propias concupiscencias que le atraen y le seducen". Con todo, es cierto que muchas tentaciones proceden del demonio, llevado de su envidia contra el hombre y de su soberbia contra Dios. Son las dos principales razones que mueven al demonio: una envidia enorme contra el hombre, el cual va a heredar y está llamado por Dios a heredar el trono que él perdió allá arriba en el Cielo; y un odio terrible hacia Dios, que le ha convertido de ángel hermosísimo y sumamente inteligente en horrible demonio para toda la eternidad.


Consta expresamente en la Divina Revelación, según las palabras de San Pablo, quien nos exhorta así: "Revestíos de la armadura de Dios para que podáis resistir a las insidias del diablo, porque nuestra lucha no es contra la carne y la sangre, sino contra los principados, contra las potestades, contra los dominadores de este mundo tenebroso, contra los espíritus malignos de los aires". El demonio anda suelto por el aire, anda por todas partes. Efesios 6, 11-12. Y San Pedro, como saben ustedes lo rezamos todos los días en Completas, compara al demonio con un león enfurecido que anda dando vueltas en torno a nosotros para devorarnos. (1ª de San Pedro, 5-8 )


Pero entonces, ¿cómo podemos saber si una tentación viene o no del demonio? Es muy importante explicar esto. Porque les acabo de decir que no todas las tentaciones provienen del demonio. Es más, a muchas personas el demonio no les tienta nunca, nunca, ¿para qué les va a tentar si ya se tientan ellos mismos?! Cuando ellos mismos se exponen a toda clase de peligros, tentaciones y ocasiones de pecado, ¡el demonio ni siquiera se molesta en tentarlos, ya que ellos mismos le están haciendo su miserable trabajo! En todos los antros de perversión como prostíbulos, discotecas, ¡incluso en muchos bares, restaurantes y otros lugares públicos!, en todos esos lugares el demonio no entra nunca. ¿Para qué se va a molestar en entrar ahí el demonio, si ya entran los pobres pecadores solos por su propia y rebelde voluntad!!! La gente del mundo está engañada, muy engañada, y la mayoría van directos al matadero, al infierno, y lo que es más triste, ¡estos desgraciados van allí contentos! ¡Creen que se están haciendo un bien a sí mismos y a su cuerpo, cuando en realidad se están poniendo ellos solos la soga al cuello! Es realmente trágico, hijas mías...


CONTINUARÁ... (3:50)

TEOLOGÍA Y PSICOLOGÍA DE LA TENTACIÓN, por Fray Antonio Royo Marín, O.P. Escudo-dominicos1
Javier
Javier

Nombre de messages : 3984
Localisation : Ilici Augusta (Hispania)
Date d'inscription : 26/02/2009

Revenir en haut Aller en bas

TEOLOGÍA Y PSICOLOGÍA DE LA TENTACIÓN, por Fray Antonio Royo Marín, O.P. Empty Re: TEOLOGÍA Y PSICOLOGÍA DE LA TENTACIÓN, por Fray Antonio Royo Marín, O.P.

Message  Javier le Jeu 19 Sep 2019, 2:18 pm

Sin embargo, cuando se trata de una persona que quiere santificarse y darse por completo a Dios, como es nuestro caso, a ese tipo de personas es a quien más tienta el demonio, porque él sabe que si no nos tienta, nosotros no nos expondremos nunca a las ocasiones peligrosas, así que se empeña con particular saña en tentarnos con todas sus corrompidas fuerzas y toda su astucia y malignidad.


Presten atención a esto que les voy a decir ahora: no hay una norma fija o clara señal para distinguir cuándo la tentación procede del demonio o de otras causas. Sin embargo, cuando la tentación es repentina, violenta y tenaz, cuando no se ha puesto ninguna causa próxima ni remota que pueda producirla, cuando deja una profunda turbación en el alma, o si sugiere el deseo de cosas maravillosas o espectaculares, o incita a desconfiar de los superiores, o a no comunicar nada de cuanto ocurra al director espiritual, bien puede verse en todo eso una intervención más o menos directa del demonio. Ahí se ve claramente la mano del demonio, cuando la tentación es repentina, cuando uno está tranquilo y de pronto le viene una tentación terrible sin haberla buscado ni haberse expuesto a ningún peligro, ¿por qué pasa eso si no nos hemos puesto en ninguna ocasión de pecado?... No hay que darle más vueltas, hijas mías, ahí se ve claramente la acción del demonio.


Dios no tienta jamás a nadie para incitarle al mal, lo dice el Apóstol Santiago 1, 13. Cuando la Sagrada Escritura habla de las "tentaciones de Dios" usa la palabra "tentación" en su sentido amplio, como simple experimento de una cosa, "tentare" en latín, o sea, tomar experiencia de una cosa, y no con relación a la ciencia divina, porque Dios lo sabe todo y no necesita tentarnos para saber cómo vamos a responder, sino para que nosotros descubramos cómo somos. Pero Dios permite que seamos incitados al mal por nuestros enemigos espirituales para darnos ocasión de mayores merecimientos. Dios jamás permitirá que seamos tentados por encima de nuestras fuerzas, ¡jamás! Está revelado por Dios en San Pablo, 1ª de Corintios 10, 13 :  "Dios es fiel y no permitirá jamás que seáis tentados sobre vuestras fuerzas, antes dispondrá con la tentación el éxito para que podáis resistirla". Son innumerables las ventajas de la tentación vencida con la ayuda de la gracia de Dios. Por eso las permite Nuestro Señor, por los grandes beneficios que nos trae cuando son vencidas. Porque humilla a Satanás, hace resplandecer la gloria de Dios, purifica nuestra alma llenándonos de humildad, arrepentimiento y confianza en el auxilio divino, nos obliga a estar siempre vigilantes y alerta, a desconfiar de nosotros mismos esperándolo todo de Dios, a mortificar nuestros gustos y caprichos, excita a la oración, aumenta nuestra experiencia, y nos hace más circunspectos y cautos en la lucha contra nuestros enemigos.


CONTINUARÁ... (6:20)

TEOLOGÍA Y PSICOLOGÍA DE LA TENTACIÓN, por Fray Antonio Royo Marín, O.P. Escudo-dominicos1TEOLOGÍA Y PSICOLOGÍA DE LA TENTACIÓN, por Fray Antonio Royo Marín, O.P. Noticia_25810
Javier
Javier

Nombre de messages : 3984
Localisation : Ilici Augusta (Hispania)
Date d'inscription : 26/02/2009

Revenir en haut Aller en bas

Revenir en haut


 
Permission de ce forum:
Vous ne pouvez pas répondre aux sujets dans ce forum