Citations des Pères de l'Eglise concernant l'AUMÔNE et la CHARITÉ (en espagnol)

Page 2 sur 2 Précédent  1, 2

Aller en bas

Re: Citations des Pères de l'Eglise concernant l'AUMÔNE et la CHARITÉ (en espagnol)

Message  Javier le Lun 15 Oct 2018, 5:58 am

SAN JUAN CRISÓSTOMO

Homilía sobre la Parábola de los diez mil talentos (Núm. 4)

Escuchemos, pues, cuidadosamente esta parábola, pues si a primera vista parece clara, lleva, no obstante, escondido un tesoro inefable de enseñanza. "Semejante es el reino de los cielos a un rey que quiso pedir cuentas a sus criados" (Mt 28, 23). No pasemos sin más de largo por estas palabras, representémonos más bien el tribunal divino y, entrando en nuestra propia conciencia, consideremos todas las acciones de nuestra vida. Al oír que el rey quiere pedir cuentas a sus criados hemos de pensar en los emperadores, en los generales, gobernadores, en los ricos y pobres, en los esclavos y en los libres, en todos, en una palabra, pues "menester es que todos nos presentemos ante el tribunal de Cristo" (II Cor 5,10).

Si eres rico, considera que tendrás que rendir cuentas de si has gastado tu riqueza con cortesanos o con pobres, con parásitos y aduladores o con necesitados, si la destinaste al placer, a la francachela y borracheras o al auxilio de los oprimidos. Y no sólo se te pedirá cuenta del empleo que hubieres dado a tus riquezas, sino también de la manera como las adquiriste. ¿Fue por tus justos trabajos o por haber arruinado las casas de los huérfanos y despojado de sus haciendas a las viudas? Nosotros no pedimos a nuestros criados solamente cuenta de las salidas del dinero, sino también de las entradas, y los examinamos de dónde recibieron las sumas, de quiénes, cómo y cuánto; así Dios no sólo nos pedirá cuenta de cómo gastamos, sino también de cómo adquirimos.

CONTINUARÁ...

avatar
Javier

Nombre de messages : 2249
Localisation : Ilici Augusta (Hispania)
Date d'inscription : 26/02/2009

Revenir en haut Aller en bas

Re: Citations des Pères de l'Eglise concernant l'AUMÔNE et la CHARITÉ (en espagnol)

Message  Javier le Ven 19 Oct 2018, 1:54 pm

SAN JUAN CRISÓSTOMO

Homilía sobre la Parábola de los diez mil talentos (Núm. 4)

Mas no sólo el rico de su riqueza, sino también el pobre tendrá que dar cuenta de su pobreza, si la llevó generosamente y con hacimiento de gracias, si no se abatió e irritó por ella, ni acusó a la providencia de Dios al ver al otro entre placeres y delicias y a sí mismo en la indigencia. Como el rico tendrá que dar cuenta de la limosna, así el pobre de la paciencia o, por decir mejor, no de la paciencia, sino también de la limosna. Porque la pobreza no es obstáculo para la limosna. Testigo la viuda que echó sus dos cornadillas al cepillo del templo, y por esta limosna bien pequeña sobrepasó a los que echaron mucho.

Y no sólo los pobres y ricos, también los gobernadores y jueces serán examinados con todo rigor, sobre si no corrompieron la justicia, si no la sentenciaron por favor o enemistad; si, sobornados, no pronunciaron sentencia contra justicia; si, por resentimiento, no persiguieron a quienes ningún mal habían hecho. Y no sólo los gobernantes profanos, también los que presiden y mandan en las Iglesias tendrán que dar cuenta de su gobierno, y éstos sobre todo serán sometidos a rígida y dura rendición de cuentas...

avatar
Javier

Nombre de messages : 2249
Localisation : Ilici Augusta (Hispania)
Date d'inscription : 26/02/2009

Revenir en haut Aller en bas

Re: Citations des Pères de l'Eglise concernant l'AUMÔNE et la CHARITÉ (en espagnol)

Message  Javier le Lun 05 Nov 2018, 1:44 pm

SAN JUAN CRISÓSTOMO

Sobre el comienzo de los Hechos de los Apóstoles (Homilía I, 2)

Al hablar así no trato de acusar a los ricos, sino a los que usan mal de sus riquezas. La riqueza, si nos determinamos a usar debidamente de ella, no es mala; lo malo es el orgullo y la arrogancia. Si la riqueza fuera un mal, no desearíamos todos ir al seno de Abrahán, que tenía trescientos dieciocho criados nacidos en su casa. Luego la riqueza no es mala; el usar de ellas ilegítimamente sí es malo. Cuando días pasados os hablaba de la embriaguez, no calumnié al vino, puesto caso que toda criatura de Dios es buena y nada ha de rechazarse como se tome con hacimiento de gracias; así ahora no pretendo tampoco incriminar a los ricos ni calumniar a las riquezas, sino el mal uso de ellas que se consumen en disolución. Se llaman "chrémata", "cosas que se usan", a fin de que usemos de ellas, y no ellas de nosotros; y se llaman también cosas que se poseen, para que nosotros las poseamos, y no ellas a nosotros. ¿Por qué hacéis del esclavo amo e invertís así el orden de las cosas?...

avatar
Javier

Nombre de messages : 2249
Localisation : Ilici Augusta (Hispania)
Date d'inscription : 26/02/2009

Revenir en haut Aller en bas

Re: Citations des Pères de l'Eglise concernant l'AUMÔNE et la CHARITÉ (en espagnol)

Message  Javier le Sam 10 Nov 2018, 12:35 pm

SAN JUAN CRISÓSTOMO

Sobre Priscila y Aquilas (Homilía I, 5)

5. Ya, pues, que eso hemos aprendido de este saludo, demostrémoslo por nuestras obras. No proclamemos sin más bienaventurados a los ricos ni menospreciemos a los pobres. No nos avergoncemos de las artes manuales ni tengamos por deshonor el trabajo. El deshonor es la ociosidad y no tener nada que hacer. Si el trabajar fuera una ignominia, Pablo no hubiera trabajado ni se hubiera mostrado tan orgulloso de ella cuando decía: "Porque si predico el Evangelio, no tengo de qué gloriarme. ¿En qué está, pues, mi galardón? En que, predicando el Evangelio, haga que a nadie le cueste nada el Evangelio de Cristo" (I Cor 9, 16-18). Y si un oficio manual fuera una ignominia, no hubiera mandado el apóstol que los que no trabajaran tampoco coman (cfr. II Thess 3, 10).

Sólo el pecado es deshonra; y el pecado suele engendrarlo la ociosidad, madre que es no de uno, de dos ni de tres pecados, sino de toda maldad junta. De ahí que un sabio, queriéndonos hacer ver que la ociosidad es maestra de toda maldad, aun hablando de los esclavos dice: "Mándalo al trabajo para que no esté sin hacer nada" (Eccle 23, 28). Y es así que el trabajo es a nuestra naturaleza lo que el freno al caballo. Si la ociosidad fuera buena, la tierra lo produciría todo de su seno sin siembra ni labranza; pero no hay nada de eso. Al principio, sí, le mandó Dios que lo produjera todo sin sembrar; pero ahora no lo ha hecho así. Ahora nos ha puesto ley que unzamos los bueyes y tiren del arado y abran el surco en el que hay que echar las semillas. Y por el mismo caso hay que dedicar otros mil cuidados a la vida, a los árboles y semillas; ley por la que quiso Dios tenernos bien ocupados y apartar así el espíritu de los que trabajan de toda maldad.

Al principio, repito, para hacer alarde de su poder, hizo que todo brotara y se nos diera sin trabajo alguno por nuestra parte: "Brote -dijo- de la tierra hierba verde" (Gen 1, 11), y todo se cubrió al punto de una cabellera de verdor; pero luego no fue así. Luego mandó que la tierra lo produjera todo a costa de nuestro trabajo, con lo que quiso enseñarnos que introducía el trabajo por nuestro bien y provecho. Cierto que parece castigo oír que se nos dice: "Con el sudor de tu frente comerás tu pan" (Gen 3, 19); pero en realidad es una corrección y disciplina, un remedio contra las heridas que nos vinieron del pecado.

CONTINUARÁ...

avatar
Javier

Nombre de messages : 2249
Localisation : Ilici Augusta (Hispania)
Date d'inscription : 26/02/2009

Revenir en haut Aller en bas

Re: Citations des Pères de l'Eglise concernant l'AUMÔNE et la CHARITÉ (en espagnol)

Message  Javier le Dim 18 Nov 2018, 1:39 pm

SAN JUAN CRISÓSTOMO

Sobre Priscila y Aquilas (Homilía I, 5)

De ahí que Pablo trabajara continuamente, no sólo durante el día, sino durante la noche misma, y así pudo gritar: "Trabajando día y noche, a fin de no agravar a ninguno de vosotros"(I Thess 2, 9). Y no se dedicaba Pablo al trabajo simplemente por recreo y distracción, como lo hacían muchos de sus hermanos, sino que desplegaba en él esfuerzo tal que podía subvenir a las necesidades de los otros. "Porque a mis necesidades -dice- y a las de quienes conmigo están, estas manos mías han subvenido" (Act 20, 34). Un hombre que imperaba a los démones, que era maestro de todo el universo, a quien se le confiaran los habitantes todos de la tierra y todas las iglesias situadas bajo el sol, el que cuidaba con toda solicitud de pueblos, naciones y ciudades, ese hombre, repito, trabajaba día y noche, y apenas si daba respiro mínimo en su esfuerzo. Nosotros, empero, que no tenemos una milésima parte de sus preocupaciones o, por mejor, que no somos capaces de hacernos una idea de ellas, nosotros, digo, nos pasamos la vida en perpetua ociosidad. ¿Qué excusas, decidme, qué perdón tendremos?

Todos los males han venido a la vida de que muchos consideran como la máxima dignidad no poner la mano en sus propios oficios y como la suprema ignominia parecer que saben una palabra de ellos. Pablo no se avergonzaba de manejar la lezna y cortar las pieles y hablar a la par a los más altos dignatarios; más bien alardeaba de ello en el momento mismo en que venían a él un sinnúmero de hombres ilustres y de viso. Y no sólo no se abochornaba de su trabajo, sino que en sus epístolas, como en estela de bronce, dejó inscrito para la posteridad el oficio que practicaba. Así, pues, lo que desde el principio aprendió, eso siguió luego ejerciendo, aun después de haber sido arrebatado al tercer cielo, aun después de haber sido trasladado al paraíso y haber tenido parte en las palabras inefables de Dios.

Nosotros, empero, que no le llegamos a la suela de su zapato, nos avergonzamos de lo que él se enorgullecía. Pecamos diariamente, no nos convertimos, y eso no lo tenemos por afrenta; el vivir, empero, de su justo trabajo, eso sí lo huimos como cosa vergonzosa que nos pone en ridículo. ¿Qué esperanza, decidme, nos queda de salvación? El que se avergüence, avergüéncese del pecado, de ofender a Dios, de hacer cosa inconveniente; pero de un oficio, de un trabajo manual, hay que jactarse y tenerlo a mucha honra. De este modo, ocupándonos en el trabajo manual, fácilmente echaremos de nuestro espíritu el mal pensamiento, tendremos con qué socorrer a los necesitados, no tendremos que llamar a puertas ajenas y cumpliremos la ley de Cristo, que dijo: "Mayor dicha es dar que recibir" (Act 20, 35).

CONTINUARÁ...
avatar
Javier

Nombre de messages : 2249
Localisation : Ilici Augusta (Hispania)
Date d'inscription : 26/02/2009

Revenir en haut Aller en bas

Re: Citations des Pères de l'Eglise concernant l'AUMÔNE et la CHARITÉ (en espagnol)

Message  Javier le Sam 24 Nov 2018, 1:53 pm

SAN JUAN CRISÓSTOMO

Sobre Priscila y Aquilas (Homilía I, 5)

Tenemos justamente manos para ayudarnos a nosotros mismos y contribuir en todo lo que podamos al sustento de los corporalmente impedidos. Porque si hay quien, aun estando sano, vive ocioso, es más desgraciado que los que sufren de la fiebre. Los que por enfermedad no trabajan merecen perdón y se les tiene compasión; mas los holgazanes, que deshonran la buena complexión de su cuerpo, son con razón aborrecidos de todos, pues infringen las leyes de Dios, son peste de la mesa de los enfermos y corrompen más y más su propia alma. Porque lo malo no es solamente que, debiendo alimentarse de su despensa y por sí mismos van a importunar a las puertas ajenas, sino que se hacen cada vez peores. Y es que no hay nada, absolutamente nada, que no sea destruido por la ociosidad.

Asi, el agua estancada se corrompe; mas la que corre y se derrama por mil arroyos conserva su propia virtud. El hierro, que yace ocioso, consumido por la herrumbre, se torna blando e inútil; mas si se lo emplea en el trabajo, es mucho más útil y hermoso y apenas si le va en zaga por su brillo a la misma plata. La tierra que se deja baldía no se ve que produzca nada sano, sino malas hierbas, cardos y espinas y árboles infructuosos; mas la que goza el cultivo se corona de suaves frutos. Y, para decirlo en una palabra, todo ser se corrompe por la ociosidad y se mejora por la operación que le es propicia. Ya, pues, que sabemos todo, cuanto sea el daño de la ociosidad y el provecho del trabajo, huyamos de aquélla y démonos a éste...

avatar
Javier

Nombre de messages : 2249
Localisation : Ilici Augusta (Hispania)
Date d'inscription : 26/02/2009

Revenir en haut Aller en bas

Re: Citations des Pères de l'Eglise concernant l'AUMÔNE et la CHARITÉ (en espagnol)

Message  Javier le Dim 25 Nov 2018, 1:28 pm

SAN JUAN CRISÓSTOMO

Sobre Priscila y Aquilas (Homilía II, 4)

4.  ...El rico ofrece muchos asideros para que se le dañe. Teme por su casa, por sus campos, por su dinero, pues de todo ello se le puede despojar. Así, el tan dueño de muchas cosas hace ser esclavos de muchos. El pobre, empero, fuerte y sin asideros por donde cogerle, es un león que respira fuego, tiene un alma noble y, pues se ha apartado fácilmente de todo, fácilmente lleva a cabo todo lo que puede contribuir al bien de la Iglesia, así se trate de reprender, de increpar y de hacer frente, por amor de Cristo, a mil sinsabores. Uno que ha despreciado la vida presente, todo lo hace fácilmente y con la mayor soltura. ¿Qué es, decidme, lo que puede temer? ¿Que se le quite el dinero? No hay que hablar de eso. ¿Que se le destierre de su patria? Toda ciudad bajo el cielo es suya. ¿Que le quiten sus deleites y guardia? El ha dicho adiós a todo eso, tiene su ciudadanía en el cielo y camina a toda prisa a la vida por venir. Y si fuere menester dar la vida misma y derramar la sangre, a todo está pronto.

De ahí que un pobre así es más poderoso y más opulento que los tiranos, emperadores y pueblos, más que el mundo entero. Lo que digo no es adulación, sino verdad. Para que os convenzáis de ellos, para que veáis cómo los que nada poseen son los más libres de palabra, decidme: ¿Cuántos ricos no habría en tiempos de Herodes y cuántos poderosos? ¿Y salió al medio quien increpó al tirano, quien vengó las leyes conculcadas de Dios? Nadie por cierto de los opulentos, un pobre y miserable, uno que no tenía lecho, ni mesa, ni cobijo: Juan, el morador del desierto, ese solo y el primero reprendió con toda libertad al tirano, sacó a pública vergüenza las adúlteras uniones y, en presencia de todos, a los oídos de todos, pronunció la sentencia de condenación. Y ya antes de Juan, el gran Elías, que no poseía más que una piel de oveja, reprendió igualmente él solo, al impío Acab, transgresor de toda ley.

Y es que no hay nada que dé tanta libertad de palabra, nada que tanto ánimo infunda en los peligros, nada que haga a los fuertes tan fuertes como el no poseer nada, el no llevar nada pegado a sí mismo. De suerte que quien quiera tener gran fuerza abrace la pobreza, desprecie la vida presente, piense y crea que la muerte no es nada. Ese podrá hacer más bien a la Iglesia que todos los opulentos y poderosos, más que los mismos que imperan sobre todo. Porque emperadores y señores opulentos, cuanto hacen lo hacen con su dinero; el pobre, empero, ha prestado a menudo sus servicios, muchos y grandes, entre peligros y aun con su muerte. Ahora bien, cuanto la sangre vale más que el oro, así hay que medir la contribución de unos y otros.

avatar
Javier

Nombre de messages : 2249
Localisation : Ilici Augusta (Hispania)
Date d'inscription : 26/02/2009

Revenir en haut Aller en bas

Re: Citations des Pères de l'Eglise concernant l'AUMÔNE et la CHARITÉ (en espagnol)

Message  Javier le Mar 27 Nov 2018, 1:49 pm

SAN JUAN CRISÓSTOMO

Homilía sobre las herejías (Núms. 2 y 3)

2. ... El hecho es que apenas los apóstoles empezaron a sembrar la palabra de la religión se les agregaron tres mil, y luego cinco mil, y todos tenían un solo corazón y una sola alma. Ahora bien, la causa de esta concordia, el vínculo que a todos unía en la caridad, lo que reducía a unidad a tantas almas, era el desprecio de las riquezas. "Porque nadie -nos dice el sagrado texto- decía ser suyo nada de lo que tenía, sino que lo tenían todos en común" (Act 4, 32). Una vez cortada la que es raíz de todos los males, la avaricia quiero decir, les vinieron todos los bienes, uníanse estrechamente unos con otros y nada había ya que los pudiera dividir.

Desterradas estaban de aquella santa Iglesia esas insípidas palabras de "mío" y "tuyo", que tantas guerras han traído al mundo, y aquellos fieles habitaban la tierra como los ángeles el cielo. Ya ni los pobres envidiaban a los ricos, pues no había ricos; ni los ricos despreciaban a los pobres, pues tampoco había pobres. Todo era común. Nadie decía que fuera propio nada de lo que poseía. No sucedía entonces lo que acontece ahora. Ahora, los que tienen, conservando la propiedad, dan parte a los necesitados; entonces no era así. Entonces, los que tenían renunciaban a la propiedad de sus bienes, y poniéndolos en medio y confundiéndose todos, ya ni se sabía quiénes fueran antes opulentos. De modo que si algún orgullo cabía por haber despreciado las riquezas, quedaba de todo punto cortado, ya que todos estaban en pie de igualdad y los bienes de todos se habían confundido.

Mas no solo por ahí se ve la piedad de aquellos fieles, sino también por la manera como se desprendían de sus bienes. Porque "cuantos poseían campos o casas, las vendían y depositaban el precio a los pies de los apóstoles" (Act 4, 34). No dice el autor sagrado que lo ponían en manos de los apóstoles, sino que lo depositaban a los pies de ellos, con lo que da a entender la reverencia, piedad y temor de aquellos fieles que pensaban más bien recibir que dar con lo que hacían. Porque eso es sobre todo despreciar las riquezas, eso es dar genuinamente de comer a Cristo: cuando se hace sin orgullo ni ostentación, cuando se da como quien se hace un beneficio a sí mismo antes que al que lo recibe. Si no tienes esas disposiciones, no des; si no crees que más bien recibes que no das, no te desprendas de nada...

CONTINUARÁ...

avatar
Javier

Nombre de messages : 2249
Localisation : Ilici Augusta (Hispania)
Date d'inscription : 26/02/2009

Revenir en haut Aller en bas

Re: Citations des Pères de l'Eglise concernant l'AUMÔNE et la CHARITÉ (en espagnol)

Message  Javier le Sam 01 Déc 2018, 7:07 am

SAN JUAN CRISÓSTOMO

Homilía sobre las herejías (Núms. 2 y 3)

3. Si admiramos a Abrahán, no es solamente porque sacrificó un becerro y preparó harina para sus huéspedes, corrió hacia ellos, los llamó sus señores y creía, por haber visto pasar a unos peregrinos, haber hallado un tesoro de bienes infinitos. Y es que cuando damos y lo hacemos por añadidura con buen ánimo, la limosna se duplica: "Dador alegre -dice el apóstol- quiere Dios" (II Cor 9, 7). Aunque dieras miles y miles de talentos, si lo haces con orgullo, ostentación y vanagloria, todo lo has perdido. Es lo que le pasó al otro fariseo, que pagaba el diezmo de todo lo que tenía, pero hacía alarde y se hinchaba de ello, y bajó del templo después de perderlo todo.

No acontecía así en tiempo de los apóstoles. Entonces los fieles ofrecían su dinero con alegría y júbilo, pensando hacer así el mejor negocio, y se daban por contentos que los apóstoles se dignaran aceptarlo. Hay ahora quienes, llamados a altas magistraturas y teniendo que habitar de asiento en ciudades más principales, reducen a dinero toda su hacienda y así se trasladan a sus destinos. Así puntualmente lo hacían también los fieles de entonces, llamados que habían sido al cielo, a la metrópoli de arriba y al reino eterno. Como sabían que aquélla era su verdadera patria, reducían a dinero su hacienda y allá la enviaban por delante por manos de los apóstoles."

CONTINUARÁ...

avatar
Javier

Nombre de messages : 2249
Localisation : Ilici Augusta (Hispania)
Date d'inscription : 26/02/2009

Revenir en haut Aller en bas

Re: Citations des Pères de l'Eglise concernant l'AUMÔNE et la CHARITÉ (en espagnol)

Message  Javier le Jeu 06 Déc 2018, 12:59 pm

SAN JUAN CRISÓSTOMO

Homilía sobre las herejías (Núms. 2 y 3)

Y, a la verdad, locura extrema es dejar en la tierra nada de lo que tenemos, cuando dentro de poco hemos nosotros de emprender el viaje a la eternidad. Todo lo que aquí se quede perdido está. Es, pues, menester enviarlo todo allí donde nosotros hemos de vivir para siempre. Esto es lo que pensaban aquellos primeros creyentes, desprendíanse de toda su hacienda, y de ahí resultaba doble bien: remediaban la pobreza de los necesitados y acrecentaban y aseguraban más su propia hacienda, desde el momento que trasladaban sus tesoros al cielo.

CONTINUARÁ...

avatar
Javier

Nombre de messages : 2249
Localisation : Ilici Augusta (Hispania)
Date d'inscription : 26/02/2009

Revenir en haut Aller en bas

Re: Citations des Pères de l'Eglise concernant l'AUMÔNE et la CHARITÉ (en espagnol)

Message  Javier le Dim 09 Déc 2018, 7:55 am

SAN JUAN CRISÓSTOMO

Sobre la limosna (Núms. 1-6)

1. Hoy me levanto a dirigiros la palabra, a fin de traeros una embajada justa, provechosa y conveniente para vosotros. Y para esta embajada no me ha escogido otro que los pobres que pueblan esta ciudad, y no por palabras y votos o por decisión del común consejo, sino por el más lastimero y amargo de los espectáculos. Efectivamente, al venir, atravesando la plaza y callejas, a toda prisa a vuestra reunión, he podido contemplar a muchos tendidos en las encrucijadas, unos mutilados de manos, otros sin ojos, otros hechos una criba de llagas y heridas incurables y mostrando precisamente las partes que, por la podredumbre de que están llenas, debieran sobre todo cubrir. Ante ese espectáculo, me ha parecido sería extremo de inhumanidad no hablar de ello a vuestra caridad, más que, junto con lo dicho, a hablaros me impele también la estación en que nos hallamos (el invierno).

Realmente siempre es menester hablar acerca del tema de la limosna, pues también nosotros necesitamos de mucha misericordia por parte del Señor que nos ha creado; pero señaladamente en esta estación de tanto frío. En verano la estación misma procura mucho alivio a los pobres, pues no supone peligro ir en cueros -con los rayos del sol les basta para calentarse- y es seguro dormir simplemente en el suelo y pasarse la noche al raso. No tienen entonces tanta necesidad de calzado, ni de beber vino ni de comida abundante, y para beber les bastan las fuentes y para comer unos pasan con legumbres o verduras de ínfima calidad y otros se contentan con un puñado de semillas secas. La estación misma del año les pone una mesa improvisada.

Y todavía tienen otro alivio no menor que éste, que es la facilidad de trabajo. Los que edifican casas, los que labran la tierra, los que navegan la mar, necesitan particularmente de la colaboración de los pobres. Y lo que para los ricos son sus casas y campos y demás fuentes de ingresos, eso es para los pobres su cuerpo. Todas las fuentes de ingresos son sus manos, no tienen otras. De ahí que durante el verano gocen de algún consuelo; en el invierno, por el contrario, se les hace la guerra por todas partes y se les pone cerco por dos flancos: el hambre les consume por dentro las entrañas y el frío por fuera los deja ateridos y les mata las carnes.

CONTINUARÁ...

avatar
Javier

Nombre de messages : 2249
Localisation : Ilici Augusta (Hispania)
Date d'inscription : 26/02/2009

Revenir en haut Aller en bas

Page 2 sur 2 Précédent  1, 2

Revenir en haut


 
Permission de ce forum:
Vous ne pouvez pas répondre aux sujets dans ce forum