Citations des Pères de l'Eglise concernant l'AUMÔNE et la CHARITÉ (en espagnol)

Voir le sujet précédent Voir le sujet suivant Aller en bas

Citations des Pères de l'Eglise concernant l'AUMÔNE et la CHARITÉ (en espagnol)

Message  Javier le Ven 04 Aoû 2017, 6:10 am

SAN JUAN CRISÓSTOMO

2.  ... No tomes la limosna por un gasto, sino por un ingreso; no por pérdida, sino por negocio, pues recibes más de lo que das. Das un pedazo de pan, y recibes la vida eterna; das un manto, y recibes la vestidura de la inmortalidad; das comunidad de techo, y recibes el reino de los cielos; procuras lo perecedero, y recibes lo que ha de durar eternamente. ¿Y cómo, me dirás, puedo practicar la limosna siendo que soy pobre? Precisamente por ser pobre puedes señaladamente practicar la limosna. Y es así que el rico, embriagado por la abundancia de su dinero, presa de la más ardiente fiebre y de un amor insaciable, sólo piensa en acrecentar lo que tiene; el pobre, empero, libre que está de esa enfermedad y no padeciendo esa flaqueza, se desprende más fácilmente de lo que tiene.

(Homilía VIII, 2)

avatar
Javier

Nombre de messages : 1828
Localisation : Ilici Augusta (Hispania)
Date d'inscription : 26/02/2009

Revenir en haut Aller en bas

Re: Citations des Pères de l'Eglise concernant l'AUMÔNE et la CHARITÉ (en espagnol)

Message  Javier le Lun 07 Aoû 2017, 7:05 am

SAN JUAN CRISÓSTOMO

Lo que da su carácter a la limosna no es la cantidad de bienes, sino la cantidad de intención o espíritu. Así, la viuda del Evangelio no echó más que sus dos cornadillos y sobrepasó a los que nadaban en riqueza, y la otra viuda, con un puñado de harina y un poco de aceite, dio hospedaje al profeta, cuya alma era toda celeste; y para ninguna de los dos fue obstáculo la pobreza. No alegues, pues, excusas superfluas e insensatas. Dios no pide abundancia en el dar, sino riqueza en la intención; y esta riqueza no se muestra por la medida de los dones, sino por la buena voluntad de los donantes. ¿Eres pobre, el más pobre de los hombres? Pero no lo serás más que aquella viuda que sobrepasó con mucho a los ricos. ¿Es que te falta el necesario sustento? Pero no te faltará tanto como a la viuda de Sidón, que había llegado hasta el fondo mismo del hambre, no esperaba ya más que la muerte, estaba rodeada del coro de sus hijos y, no obstante, no perdonó lo que tenía, sino que con la extrema pobreza compró inefable riqueza. Su mano produjo una era y la hidria o cántaro se convirtió en un lagar. De poco hizo brotar una fuente abundante...

(Homilía VIII, 2)

avatar
Javier

Nombre de messages : 1828
Localisation : Ilici Augusta (Hispania)
Date d'inscription : 26/02/2009

Revenir en haut Aller en bas

Re: Citations des Pères de l'Eglise concernant l'AUMÔNE et la CHARITÉ (en espagnol)

Message  Javier le Jeu 10 Aoû 2017, 12:21 pm

SAN JUAN CRISÓSTOMO

1. ...En los contratos materiales es ganancia para que el que tomó prestado que se olvide el que le prestó; mas en los espirituales la ganancia de quien ha de pagar, así se trate de la más grande deuda, está en que quienes han de cobrarla se la recuerden continuamente. Y es así que el préstamo devuelto abandona al que paga y al que lo recibe, con lo que mengua la hacienda del uno y se acrecienta la del otro. No acontece así en las cosas espirituales. Aquí es posible pagar y quedarse con lo pagado. Y lo maravilloso está en que lo que pagamos a los demás, entonces señaladamente nos quedamos con ello. Si entierro y guardo constantemente mis bienes en mi alma, sin dar a nadie parte en ellos, mis ganancias disminuyen y baja mi riqueza; pero si saco y llevo a todos sin excepción todo lo que sé y hago a muchos partícipes de ello, mi riqueza espiritual se acrecienta.

Que esto sea así, que quien distribuye a los demás aumente su depósito y a quien esconde lo que tiene lo merme, testigos son aquellos siervos del Evangelio a quienes les fueron confiados los talentos, cinco a uno, tres a otro y uno a otro. Dos de ellos fueron honrados; mas el otro, por habérselo guardado para sí y no haber dado parte a nadie, no lo pudo duplicar, y por ello fue castigado. Todos oímos este ejemplo y tememos el castigo que de ahí vino. Pues procuremos sacar para nuestros hermanos los bienes que tenemos, pongámoslos en medio para todos y no los escondamos. Porque cuanto más parte damos a los otros, más nos enriquecemos a nosotros mismos; cuanto hacemos a más partícipes de nuestra ganancia, más aumentamos nuestra propia riqueza.

(Homilía X, I)

avatar
Javier

Nombre de messages : 1828
Localisation : Ilici Augusta (Hispania)
Date d'inscription : 26/02/2009

Revenir en haut Aller en bas

Re: Citations des Pères de l'Eglise concernant l'AUMÔNE et la CHARITÉ (en espagnol)

Message  Javier le Lun 14 Aoû 2017, 2:02 pm

SAN JUAN CRISÓSTOMO

1.   ...Aprendamos de éste (de Lázaro) a no tener por dichosos a los ricos ni por desgraciados a los pobres. O, más bien, si hay que decir la verdad, no es rico el que está rodeado de muchas cosas, sino el que no necesita de muchas; ni es pobre el que no posee nada, sino el que desea muchas cosas. He aquí lo que hemos de tener por definición de la riqueza y la pobreza. Luego si ves a uno que codicia muchas cosas, aun cuando fuere dueño de las riquezas de todos, tenlo por el más pobre de todos. Si ves, por el contrario, que no necesita de muchas cosas, aun cuando nada posea, tenlo por el hombre más opulento del mundo.

Por la disposición del alma, no por la cantidad de hacienda, acostumbramos a juzgar de la pobreza y de la riqueza. Uno que estuviera siempre sediento no diríamos que está sano, por mucha abundancia de que goce, por más que se siente junto a ríos y fuentes. ¿De qué le aprovecha, en efecto, la abundancia de aguas, si su sed sigue inextinta? Así hemos de juzgar a los ricos. No tengamos jamás por sanos a los que tienen hambre y sed de los bienes ajenos, ni pensemos que gozan de abundancia el que no es capaz de calmar su deseo, por más que se vea rodeado de los bienes de todo el mundo. A aquellos, empero, que se contentan con lo suyo y no acechan a los bienes ajenos, aun cuando sean los más pobres del mundo, hay que tenerlos por los más opulentos. Efectivamente, el que no necesita de lo ajeno, sino que se contenta con lo que le basta, es el hombre más opulento del mundo...

(Homilía II, 1 y sigs.)

avatar
Javier

Nombre de messages : 1828
Localisation : Ilici Augusta (Hispania)
Date d'inscription : 26/02/2009

Revenir en haut Aller en bas

Re: Citations des Pères de l'Eglise concernant l'AUMÔNE et la CHARITÉ (en espagnol)

Message  Javier le Mer 16 Aoû 2017, 6:08 am

SAN JUAN CRISÓSTOMO

4. ...Y, sin embargo, el rico no cometió propiamente una injusticia con Lázaro, pues no le quitó sus bienes. Su pecado fue no darle parte de lo propio. Ahora bien, si el que no da parte de lo propio tiene por acusador al que no compadeció, ¿qué perdón podrá alcanzar el que arrebata lo ajeno, pues los por él agraviados lo rodearán por todas partes? No habrá allá necesidad de testigos, ni de acusadores, ni de pruebas, ni de indicios. Los hechos mismos, tal como los hicimos, aparecerán ante nuestros ojos. "He aquí -dice el Señor- el hombre y sus obras."


Y es así que el no dar parte de lo que se tiene es ya linaje de rapiña. Esto que os digo se os hará tal vez más extraño, pero no os maravilléis. Yo os voy a alegar un testimonio de las Escrituras divinas que dice ser rapiña, avaricia y defraudación no sólo el arrebatar lo ajeno, sino también el no dar parte de los suyo a los otros. ¿Qué testimonio es ese? Reprendiendo Dios a los judíos por boca del profeta, dice: "La tierra ha producido sus frutos y no habéis traído los diezmos, sino que la rapiña del pobre está en vuestras casas" (Mal 3, 10). "Porque no habéis hecho -dice- las ofrendas acostumbradas, habéis arrebatado lo del pobre." Y eso dice para demostrar a los ricos que tienen lo que pertenece al pobre, aun cuando hayan entrado en la herencia paterna, aun cuando les venga el dinero de donde quiera que sea. Y en otra parte dice también: "No defraudes la vida del pobre" (Eccli 4, 1). El que defrauda, lo ajeno defrauda, pues se llama defraudación tomar y retener lo ajeno. Y por este pasaje se nos enseña también que si dejamos de hacer limosna, seremos castigados al igual que los defraudadores.

Y es así que las cosas o riqueza, de dondequiera las recojamos, pertenecen al Señor, y si las distribuimos entre los necesitados, lograremos gran abundancia. Y si el Señor te ha concedido tener más que otros, no ha sido para que lo gastes en fornicación y embriaguez, en comilonas y vestidos lujosos y demás disoluciones, sino para que lo distribuyas entre los necesitados. Un cobrador que recibe los dineros imperiales, si no los distribuye a quienes se le manda, sino que los emplea para sus propios vicios, tiene que dar cuenta y su fin es la muerte. Así, el rico es un cobrador del dinero que ha de ser distribuido a los pobres y se le manda que lo reparta a aquellos de entre sus compañeros de servicio que están necesitados. Luego si emplea para sí mismo más de lo que pide la necesidad, tendrá que dar en la otra vida la más rigurosa cuenta, pues lo suyo no es suyo, sino de los que como él son siervos del solo Señor.

(Homilía II, 4)

avatar
Javier

Nombre de messages : 1828
Localisation : Ilici Augusta (Hispania)
Date d'inscription : 26/02/2009

Revenir en haut Aller en bas

Re: Citations des Pères de l'Eglise concernant l'AUMÔNE et la CHARITÉ (en espagnol)

Message  Javier le Lun 21 Aoû 2017, 7:25 am

SAN JUAN CRISÓSTOMO

5. Ahorremos, pues, de lo nuestro como si fuera ajeno, a fin de que se haga nuestro. ¿Y de qué modo ahorraremos como si fuera ajeno? No gastándolo en usos innecesarios ni sólo en provecho nuestro. Hemos de dar también parte a las manos de los pobres. Aun cuando seas opulento, si gastas más de lo necesario, tendrás que dar cuenta de la riqueza que te ha sido confiada. Esto mismo acontece en las grandes casas. Y es así que muchos encomiendan sus graneros o depósitos a sus esclavos; éstos, empero, guardan muy bien lo que se les da y no abusan de lo que se les confía, sino que lo distribuyen a quienes y cuando manda el amo. Haz tú también eso. También tú has recibido más que los otros, no para que lo gastes tú solo, sino para que seas buen mayordomo para los otros.

(Homilía II, 5)

avatar
Javier

Nombre de messages : 1828
Localisation : Ilici Augusta (Hispania)
Date d'inscription : 26/02/2009

Revenir en haut Aller en bas

Re: Citations des Pères de l'Eglise concernant l'AUMÔNE et la CHARITÉ (en espagnol)

Message  Javier le Jeu 31 Aoû 2017, 7:35 am

SAN JUAN CRISÓSTOMO

Vale la pena indaguemos también por qué el rico vio a Lázaro, no junto a cualquier justo, sino en el seno de Abrahán. La razón es porque Abrahán fuera para él una reprensión viva de su inhospitalidad. Y es así que Abrahán estaba como al acecho de los viandantes para meterlos en su casa; el rico, en cambio, al que tenía dentro lo despreciaba. Teniendo a su puerta tan gran tesoro y ocasión de salud, pasaba diariamente de largo y no aprovechó como debía la protección del pobre. No obró así el patriarca, sino todo lo contrario. Sentado ante la puerta de su tienda, echaba como quien dice la red a los transeúntes, y como el pescador que echa la red al mar saca de ordinario peces, pero también a veces oro y margaritas, así Abrahán, queriendo coger en su red a los hombres, pescó alguna vez a los ángeles, y lo maravilloso es que los cogió sin saberlo.

Es lo que Pablo, admirable, alaba cuando dice: "No os olvidéis de la hospitalidad, pues por ella algunos, sin darse cuenta, hospedaron a los ángeles" (Hebr XIII, 2). Y dijo bien, "sin darse cuenta". Pues de haberlos recibido con tal benevolencia por saber que eran ángeles, nada hubiera hecho de grande y maravilloso. La gloria está en que sin saber quiénes eran aquellos viandantes, y creyendo que eran simplemente hombres que iban de camino, los llamó a su casa con tanto empeño. Lo mismo tú. Si hospedando a un hombre ilustre y famoso muestras mucho empeño y cuidado, nada haces de admirable. La virtud misma del hospedado fuerza muchas veces al más hospitalario a mostrar toda benevolencia. Lo grande y admirable está en mostrar esa benevolencia hospedando al primero que venga, a los despreciados y miserables. Por eso dijo Cristo que alabaría a los que así lo hagan: "Cuanto hicisteis con uno de estos más pequeños, conmigo lo hicisteis" (Mt 25, 45). Y otra vez: "Así, tampoco es voluntad de vuestro Padre que perezca uno solo de estos pequeños" (Mt 18, 14). Y otra: "El que escandalizare a uno de estos pequeños, más le valdría le colgaran una piedra de molino al cuello y así lo arrojaran al mar" (Mt 18, 6). Y dondequiera tiene Cristo mucha cuenta con los pequeños y mínimos. Así lo sabía Abrahán, y por eso no se paraba a examinar quiénes y de dónde eran los viandantes, como hacemos nosotros ahora, sino que los recibía sencillamente a todos.

(Homilía II, 5)

avatar
Javier

Nombre de messages : 1828
Localisation : Ilici Augusta (Hispania)
Date d'inscription : 26/02/2009

Revenir en haut Aller en bas

Re: Citations des Pères de l'Eglise concernant l'AUMÔNE et la CHARITÉ (en espagnol)

Message  Javier le Ven 01 Sep 2017, 6:29 am

SAN JUAN CRISÓSTOMO

Y es así que el que quiere practicar la bondad no tiene que pedir cuenta de la vida, sino remedio de la pobreza y socorrer la necesidad. El pobre sólo tiene una defensa, que es su indigencia y necesidad. No le pidas más; aun cuando sea el hombre más malvado, si carece de necesario sustento, remediemos su hambre. Así nos lo mandó hacer Cristo, diciendo: "Sed semejantes a vuestro Padre del cielo, que hace salir su sol sobre malos y buenos, y que llueve sobre justos y pecadores" (Mt 5, 45). El misericordioso es un puerto en la necesidad; ahora bien, el puerto acoge a todos los que sufren naufragio y a todos los saca de peligro. Sean malos o buenos, sean lo que fueren los que sufren peligro, el puerto los recibe a todos en su seno. Lo mismo tú. Si ves desde tierra que un hombre sufre naufragio de pobreza, no te pongas a juzgar, no pidas cuentas, sino socorre enseguida la desgracia. ¿A qué te procuras quebraderos de cabeza? Dios te ha librado de toda inquisición y trabajo inútil. ¡Qué no hubieran dicho muchos, cómo se habrían irritado si Dios hubiera mandado examinar puntualmente la vida, averiguar previamente la vida y milagros de cada uno, y luego socorrerle! Pero, no; Dios nos ha librado de toda esa dificultad. ¿A qué, pues, cargarnos con cuidados inútiles? Una cosa es ser juez, otra misericordioso.

(Homilía II, 5)

avatar
Javier

Nombre de messages : 1828
Localisation : Ilici Augusta (Hispania)
Date d'inscription : 26/02/2009

Revenir en haut Aller en bas

Re: Citations des Pères de l'Eglise concernant l'AUMÔNE et la CHARITÉ (en espagnol)

Message  Javier le Mer 06 Sep 2017, 6:41 am

SAN JUAN CRISÓSTOMO

La limosna o misericordia se llama así porque la hacemos a los que no la merecen. Es lo mismo a que nos exhorta Pablo cuando nos dice: "Vosotros, empero, no desfallezcáis en hacer el bien a todos, señaladamente a los hermanos de la fe" (Gal 6, 9-10). Si andamos inquiriendo y averiguando quiénes son indignos, no tendremos fácilmente a mano ni a los dignos; mas si hacemos bien aun a los indignos, tendremos con toda seguridad a mano a los dignos y a los que valen por todos aquellos. Que es puntualmente lo que aconteció al bienaventurado Abrahán. Por no andarse inquiriendo y examinando a los pasantes, pudo una vez hospedar a ángeles. A éste hemos de imitar, y no menos que a él a su descendiente Job. Porque Job imitó con toda perfección la magnanimidad de su antepasado, y por ello dice: "Mi puerta ha estado abierta a todo transeúnte" (Job 31, 32). No estaba abierta a uno y cerrada a otro; todos sencillamente podían entrar por ella.

6. Yo os exhorto a que también obréis así vosotros, sin querer averiguar más de lo que conviene. El mérito del pobre es únicamente su indigencia. Todo el que con ésta se nos presentare, no hay por qué indagar más. No damos la limosna a las costumbres, sino al hombre. No le tenemos compasión por su virtud, sino por su calamidad. De este modo nos atraeremos también nosotros del Señor su mucha misericordia; de este modo, aun siendo indignos, gozaremos de su bondad. Si andamos inquiriendo y averiguando el mérito de los que son siervos de Dios como nosotros, lo mismo hará Él con nosotros; y pues pedimos cuentas a nuestros compañeros, perderemos nosotros mismos la benignidad de lo alto. "Porque con el juicio con que juzgareis seréis juzgados", dice el Señor (Mt VII, 2)...

De ser posible, acordaros de todo lo que os acabo de decir; mas si no podéis recordarlo todo, yo os exhorto a que recordéis siempre lo que vale por todo, a saber: que el no dar a los pobres de los propios bienes es cometer con ellos una rapiña y atentar a su propia vida. Recordad que no retenemos lo nuestro, sino lo de ellos. Si estas íntimas disposiciones fomentamos, daremos largamente de nuestras riquezas, alimentaremos aquí a Cristo hambriento y tendremos allí un gran depósito y alcanzaremos los bienes venideros...


(Homilía II, 5-6)

avatar
Javier

Nombre de messages : 1828
Localisation : Ilici Augusta (Hispania)
Date d'inscription : 26/02/2009

Revenir en haut Aller en bas

Re: Citations des Pères de l'Eglise concernant l'AUMÔNE et la CHARITÉ (en espagnol)

Message  Javier le Ven 15 Sep 2017, 10:16 am

SAN JUAN CRISÓSTOMO

4. ...Y es así que la Iglesia es un cuerpo que tiene ojos y cabeza. Ahora bien, si el talón se clava una espina, el ojo se inclina abajo, como miembro que es del cuerpo, y no dice: Como estoy situado en una altura, desprecio al miembro de abajo. No, el ojo se inclina y deja su altura. Y, sin embargo, ¿qué cosa más vil que el talón y más noble que el ojo? Mas la simpatía corrige toda diferencia y el amor lo templa todo. Lo mismo has de hacer tú. Si eres rápido, si coges las cosas al vuelo, pero tu hermano no sigue tan rápidamente lo que se dice, que tu ojo descienda hasta el talón. Compadezca al miembro que cojea, de modo que ni por tu rapidez ni por tu lentitud se vea privado de la palabra. No te valgas de tu inteligencia para ruina del otro, sino dale gracias a Dios por esa prontitud que te ha dado. ¿Eres rico? Me alegro y te felicito; mas el otro todavía es pobre. Pues que por tu riqueza no haya de seguir en la pobreza. Lleva el otro una espina; su razonamiento es confuso. Pues desciende tú hasta él y arráncale la espina...

(Homilía VI, 4)
avatar
Javier

Nombre de messages : 1828
Localisation : Ilici Augusta (Hispania)
Date d'inscription : 26/02/2009

Revenir en haut Aller en bas

Re: Citations des Pères de l'Eglise concernant l'AUMÔNE et la CHARITÉ (en espagnol)

Message  Javier le Lun 18 Sep 2017, 6:14 am

SAN JUAN CRISÓSTOMO

5. Esto suelen decir aun ahora las gentes vulgares, que se encandilan por el placer y el hartazgo: "Hemos tenido muchos bienes", dicen, cuando quieren ponderar lo mucho que se han dejado llevar de la gula. No llames a eso, hombre, simplemente bienes, y considera que eso te ha sido dado por el Señor para gozar moderadamente, para conservar la vida y reparar la debilidad del cuerpo. Los bienes de verdad son otros. Nada de esas cosas son bienes. El placer, la riqueza, el lujo en el vestir, sólo tienen nombre de bienes. Pero ¿qué digo nombre de bienes? Esas cosas, si no usamos de ellas debidamente, son muchas veces causa de ruina. Así, la riqueza sólo es buena para su dueño, cuando no usa de ella para el placer, para embriagueces y deleites dañosos, sino que, gozando de un placer moderado, distribuye lo demás para sustento de los pobres. Entonces es la riqueza un bien. Mas si uno se ha de entregar al placer y a todo otro género de intemperancia, no sólo no le aprovecha, sino que lo precipita a un profundo abismo. Que fue lo que le aconteció a este rico. Por eso le dice el patriarca: "Hijo, acuérdate que recibiste los bienes en tu vida"...

(Homilía VII, 5)

avatar
Javier

Nombre de messages : 1828
Localisation : Ilici Augusta (Hispania)
Date d'inscription : 26/02/2009

Revenir en haut Aller en bas

Re: Citations des Pères de l'Eglise concernant l'AUMÔNE et la CHARITÉ (en espagnol)

Message  Javier le Mer 20 Sep 2017, 6:42 pm

SAN JUAN CRISÓSTOMO

Al pueblo de Antioquía

No es rico el que tiene mucho, sino el que da mucho. Rico era Abrahán, pero no avaro. Abrahán no se entretenía en averiguar la casa de éste o el otro, ni de llevarle cuenta de su riqueza. Abrahán se salía de su tienda y avizoraba si pasaba algún forastero o algún pobre, para remediar la pobreza y acoger al caminante. No recubrió de oro su techo, sino que clavó su cabaña junto a la encina y se contentaba con la sombra de las hojas. Y este tugurio era para él tan espléndido que los ángeles no se desdeñaron de habitar en él, pues no buscaban el esplendor de la casa, sino la virtud del alma. Imitemos también nosotros, carísimos, a este patriarca y gastemos lo que tenemos con los necesitados. Aquel tugurio había sido improvisado y, no obstante, fue más brillante que los reales palacios. Ningún rey hospedó jamás a ángeles; el que se sentaba, empero, bajo una encina y había clavado allí aquella cabaña, fue merecedor de este honor, aunque tampoco gozó de este don por la vileza de su casa material, sino por el lujo de su alma y la riqueza depositada en ella.

Pues no tratemos tampoco nosotros de adornar nuestras casas, sino, antes que la casa, nuestra alma. ¿No es vergonzoso recubrir sin razón ni motivo las paredes de mármoles y dejar que Cristo ande por las calles desnudo? ¿Qué te aprovecha, hombre, tu casa? ¿Es que te la vas a llevar de este mundo? No, no te llevarás la casa al salir de este mundo; lo que te llevarás sin remedio es tu alma. He aquí que ahora mismo se cierne sobre nosotros tamaño peligro. Socórrannos nuestras casas, sáquennos del peligro que nos amenaza. No podrán. Y de ello sois testigos vosotros mismos, que las abandonáis y dejáis vacías y huís al desierto, como quien teme lazos y redes. Ayúdennos ahora las riquezas; pero no es éste el momento. Ahora bien, si tratándose de la ira de un hombre, se demuestra lo poco que vale el dinero, mucha más sucederá así ante el tribunal divino e incorruptible. Si cuando es un hombre ofendido e irritado para nada nos aprovecha ahora el oro, mucho menor absolutamente será su poder cuando sea Dios el que se nos irrita que no necesita para nada del oro. Edificamos casas para vivir, no para ostentación.

Lo que se sale de la necesidad es superfluo e inútil. Ponte unos zapatos mayores que el pie. No los aguantarás, porque te impiden la marcha. Así, una casa mayor que lo necesario te impide la marcha al cielo. ¿Quieres edificar espléndidas y grandes casas? No me opongo, pero no sobre la tierra. Edifica tiendas en los cielos, para que puedas también acoger a otros; tiendas que jamás serán destruidas. ¿A qué esa locura por lo que huye y se queda aquí abajo? Nada más engañoso que la riqueza, hoy contigo y mañana contra ti. Por dondequiera arma los ojos de los envidiosos. Es enemigo de puertas adentro, lo tenemos siempre en casa...

(Homilía II, 5 al 8 )

avatar
Javier

Nombre de messages : 1828
Localisation : Ilici Augusta (Hispania)
Date d'inscription : 26/02/2009

Revenir en haut Aller en bas

Re: Citations des Pères de l'Eglise concernant l'AUMÔNE et la CHARITÉ (en espagnol)

Message  Javier le Sam 23 Sep 2017, 8:01 am

SAN JUAN CRISÓSTOMO

6. ... No me digas que has estado años y años acumulando rentas, que posees infinitos talentos de oro y que tus ganancias han aumentado de día en día. Todo lo que sobre esto digas será hablar por hablar. Muchas veces en una sola hora, en un momento, como una ráfaga de viento levanta al polvo ligero, así sale todo eso de un soplo de una casa. Llena está nuestra vida de ejemplos semejantes, llenas las Escrituras de textos que nos lo enseñan. El hoy rico, mañana es pobre. De ahí que muchas veces me he reído al leer en ciertos testamentos que fulano tenga la propiedad de mis campos o de mi casa, y el otro el usufructo. Porque la verdad es que todos tenemos el mero usufructo y nadie la propiedad. Y aun cuando en toda nuestra vida no sufra cambio alguno nuestra riqueza, en la hora de la muerte, queramos o no, la dejaremos a otros, y sólo habremos gozado del usufructo, y nos iremos a la otra vida desnudos y limpios de toda propiedad.

Por donde aparece que quienes de verdad tienen la propiedad de las riquezas son los que desprecian aún el usufructo y se ríen del goce de ellas. El que tira lo que tiene y se lo da a los pobres es el que usa como debe de sus bienes y sale de este mundo con la verdadera posesión de ellos. Ni siquiera en su muerte pierde esa posesión, sino que en aquel momento lo recupera todo, y aun más de lo que dejó. Y lo recupera cuando más necesidad tiene de su auxilio, en el día del juicio, cuando todos tenemos que dar cuenta de nuestras obras. De suerte que quien quiere mantener el uso, la posesión y el señorío despréndase de todo lo que tiene. El que no lo haga así, en la hora de la muerte tendrá que separarse sin remedio de todo, y aun muchas veces antes de la muerte lo perderá todo, con peligros y males sin cuento. Y no es el único mal que la mudanza venga súbitamente, sino que el rico pasa a sufrir la pobreza sin ejercicio previo de ella. No así el pobre. Este no ha puesto su confianza en el oro y la plata, materia sin alma, sino en Dios, que nos lo procura copiosamente. De suerte que el rico, que ha de sufrir frecuentes y sucesivas mudanzas de la fortuna, está en más incertidumbre que el pobre.

¿Y qué quiere decir que "Dios nos lo procura todo copiosamente para gozar de ello"? (I Tim, 6, 17). Dios nos da con abundancia todo lo que es mucho más necesario que el dinero, como el aire, el agua, el fuego, el sol y todo lo por el estilo. Y no puede decirse que el rico goza más de los rayos del sol que el pobre; ni tampoco puede decirse que el rico respire más aire que el pobre. Todo está ahí delante, igual y común a todos. ¿Por qué, pues, lo más grande y lo más necesario, lo que mantiene nuestra vida, lo ha hecho Dios común, y lo menor y más vil, quiero decir el dinero, no es común? ¿Por qué, vuelvo a preguntar? Para salvaguardar nuestra vida y que tengamos a la par un palenque de virtud. Y es así que, de no ser todo lo necesario común, los ricos, con su acostumbrada avaricia, ahogarían tal vez a los pobres. Porque si esto hacen con el dinero, mucho más lo harían con aquellas cosas. Y, por otra parte, si el dinero fuera común y estuviera al alcance de todos, se quitaría la ocasión de la limosna y el motivo de la caridad.

(Homilía II, 5 al 8; Al pueblo de Antioquía)

avatar
Javier

Nombre de messages : 1828
Localisation : Ilici Augusta (Hispania)
Date d'inscription : 26/02/2009

Revenir en haut Aller en bas

Re: Citations des Pères de l'Eglise concernant l'AUMÔNE et la CHARITÉ (en espagnol)

Message  Javier le Ven 29 Sep 2017, 8:16 am

SAN JUAN CRISÓSTOMO

7. Así, pues, para vivir tranquilamente fue hecho común todo aquello de que depende nuestra vida; pero, a su vez, para que tengamos ocasión de coronas y merecimientos, no se ha hecho común el dinero. Así, aborreciendo la avaricia y practicando la justicia y distribuyendo nuestros bienes a los necesitados, podemos hallar, por este procedimiento, algún consuelo de nuestros propios pecados. Dios te ha hecho rico. ¿Por qué te haces tú mismo pobre? Te ha hecho rico para que socorras a los pobres, para que con tu liberalidad con los otros redimas tus propios pecados. Te ha dado dinero, no para que lo encierres para tu perdición, sino para que lo derrames para tu salvación. Dios hizo, además, incierta y no estable la posesión del dinero, a fin de destruir por este medio la locura con que se ama y busca. Porque si aun no teniendo los que lo poseen motivo para confiar en él y viendo al ojo las asechanzas que de él mismo nacen, así se abrasan en su amor, ¿a quién o a qué perdonarían si la riqueza fuera también firme y no perdible? ¿A qué no echarían mano, ora se tratara de viudas, de huérfanos o de pobres?...

8. ...De ahí también que, desde el principio, Dios impuso al hombre el yugo del trabajo, no para castigarlo y atormentarlo, sino para instruirlo en la templanza. Adán perdió el paraíso cuando vivía vida ociosa; mas cuando el apóstol vivía entre trabajos y fatigas y decía: "Trabajando día y noche con esfuerzo y fatiga" (II Cor 11, 27), entonces fue arrebatado al paraíso y subió hasta el tercer cielo. No maldigamos, pues, del trabajo, no rechacemos la ocupación. Y es así que, ya antes del reino de los cielos, recibimos aquí el más grande galardón, el placer, fruto que es del trabajo. Y no sólo el placer, sino lo que vale mucho más que el placer, la más pura salud. Sobre los ricos, a par del hastío, se abate una riada de enfermedades; los pobres, empero, se ven libres de las manos de los médicos, y si alguna vez caen en alguna enfermedad, como están libres de toda molicie y conservan sus cuerpos robustos, se recuperan por sí mismos rápidamente. Gran bien es la pobreza para quienes saben llevarla generosamente, tesoro no robable, fortísimo bastón, posesión no dañable, refugio inexpugnable...

(Homilía II, 5 al 8; Al pueblo de Antioquía)

avatar
Javier

Nombre de messages : 1828
Localisation : Ilici Augusta (Hispania)
Date d'inscription : 26/02/2009

Revenir en haut Aller en bas

Re: Citations des Pères de l'Eglise concernant l'AUMÔNE et la CHARITÉ (en espagnol)

Message  Javier Hier à 6:46 pm

SAN JUAN CRISÓSTOMO

3. ... A cuántos oigo que dicen: "Que no haya pobreza". Tapemos la boca a los que se irritan de que exista la pobreza, pues decir eso es una blasfemia. Repliquémosles nosotros: "Que no haya pequeños de alma, pues la pobreza acarrea bienes sin cuento a la vida, y sin ella, la riqueza no vale para nada". No difamemos, pues, ni a la una ni a la otra. Pobreza y riqueza son armas que, si queremos, nos llevan, una y otra, a la virtud. Un soldado valiente, lleve las armas que lleve, da muestras de su virtud; un cobarde y tímido no sabe andar con las suyas.

Y porque os deis cuenta de que ésta es la verdad, acordaos, os ruego, de Job, que fue primero rico y luego pobre, y hubo de manejar ambas clases de armas y con las dos salió vencedor. Cuando rico decía: "Mi puerta ha estado abierta a todo pasajero" (Job 31, 32). Y cuando pobre: "El Señor me lo dio, el Señor me lo ha quitado. Como al Señor plugo ha sucedido" (Job 1, 21). Cuando rico dio muestras de generosa hospitalidad; cuando pobre, de grande paciencia. Así tú. ¿Eres rico? Haz generosamente limosna. ¿Has venido a menos? Muestra gran constancia y paciencia. Ni la riqueza ni la pobreza son simplemente malas. Por la libre voluntad de los que usan de ellas vienen a ser una y otra malas.

(Homilía XV, 3)

avatar
Javier

Nombre de messages : 1828
Localisation : Ilici Augusta (Hispania)
Date d'inscription : 26/02/2009

Revenir en haut Aller en bas

Voir le sujet précédent Voir le sujet suivant Revenir en haut


 
Permission de ce forum:
Vous ne pouvez pas répondre aux sujets dans ce forum